viernes, 28 de noviembre de 2014

MEDIODÍA (Rafael Laffón)




Llega estremecida la onda limpia y clara,
de espuma somera que aún orla sus flancos.
Al fin -en las pozas calientes-, se para.
Y es la espuma risa de unos dientes blancos.

En prisión el agua cara al cielo queda,
muda y traspasada de la luz del cielo;
y en el seno inmóvil de su plata leda
la sal cuaja en ansias de un andante anhelo...

¡Qué andante el del agua! Nube, pluvia, fuente,
río, mar... ¡Qué anhelo ahora en el letargo!
¡Qué anhelo que pone cabe el agua riente
la sal como un poso de inquietud amargo!.


Buenas noches, mi Granada ¡¡


















Fotografía: San Cristóbal desde los Jardines del Triunfo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada